Autoconocimiento

Autoconocimiento

Autoconocimiento

Seguramente te has hecho alguna  pregunta existencial. ¿Quién soy? ¿Cuál es mi propósito en la vida?

Nada sucede por casualidad, siempre hay una causa y un efecto. Algo dispara en tu interior la necesidad de conocerte.

Una película que viste, una frase que leíste por ahí, una charla con amigos que te hizo pensar… o la simple reflexión solitaria contemplando un paisaje.

Si llegaste a este punto, sin duda, es porque hay algo que te inquieta o despierta curiosidad, tal vez te estés cuestionando algo de tu vida o que te interesa conocer más y mejor, explorar.

Estas iniciando el camino para conocerte realmente como eres y si insistes en eso, las respuestas comenzaran a llegar porque estás preparado para recibirlas. Es el autoconocimiento.

“El maestro aparece cuando el discípulo está listo”. Proverbio zen

¿Crees que te conoces? ¿Hay algo más que simple curiosidad? ¿Una búsqueda?

El camino al autoconocimiento puede parecer algo arduo, un poco cuesta arriba, pero es siempre satisfactorio.

Un trabajo que debes disfrutar en todo el proceso, tomarlo con alegría;  tiene sentido ¡es para ti!, para tu realización.

La mayoría creemos conocernos a nosotros mismos, sin embargo pocos pueden afirmar esto realmente.

Es difícil a veces asumir los propios errores o las propias limitaciones y comprobar que esa vida que llevamos y no nos satisface es producto de nuestras propias decisiones, elecciones y sus consecuencias.

Es la base sobre la que trabajar la inteligencia emocional, es clave para tu desarrollo, para sentirnos en paz con nuestra propia realidad.

 

¡Conócete a ti mismo!

La gran frase dicha desde tiempos inmemoriales, es un trabajo constante de diálogo interno con uno mismo hecho de forma franca y sincera, reconocernos y aceptarnos.

El conocerse hoy puede no ser lo mismo mañana, todos vamos cambiando o evolucionando.

Lo que ves y piensas de ti hoy seguramente no es lo mismo de los que era hace 5 o 10 años y seguramente no lo será algún tiempo futuro.

Llegar a conocerte no es un punto final, tampoco debería ser un obstáculo para tu evolución, nuestras ideas y valores pueden modificarse o cambiar totalmente. La vida y sus circunstancias son muy dinámicas, sé flexible y dialoga contigo.

Conócete a ti mismo” está escrito desde la antigua Grecia en la puerta del templo de Apolo en Delfos, una frase derivada de una más vieja aun venida de Egipto.

El hombre ha buscado conocerse desde siempre, desde hace miles de años.

 La escritura en oro al frente del templo era como una imposición para todos aquellos viajeros y peregrinos que buscaban el consejo de oráculo, si quieres saber de tu futuro, empieza por conocerte.

No existe algo como un destino, existe el camino que vas recorriendo en el día a día, es la vida que vas construyendo al dar esos pasos y que te llevan al futuro más probable que vas creando.

Puedes tomar el control para crear tus posibilidades y tener un nuevo porvenir de acuerdo a lo que pretendes, el universo es un campo de posibilidades infinitas en el que puedes  atraer lo que deseas, todo está ahí… Pero debes saber bien lo que quieres y solo conociéndote podrás lograrlo.

 

“Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón”. Buda

 

Anímate a descubrir tu propio mundo, tu universo interior, conócete para comenzar a vivir la vida que deseas ya sabiendo lo que quieres y ser feliz.

Según la definición de J.M. Puig. “autoconocimiento es el esfuerzo por saber lo que sentimos, lo que deseamos, lo que nos impulsa a actuar y creemos necesitar, lo que pensamos y las razones que tenemos, los valores que aceptamos y defendemos y, en definitiva, quienes somos ante nuestros propios ojos.”

No hay una receta para conocernos, no hay un camino marcado. Sólo puede haber una guía, una orientación pero todo es absolutamente personal, por dónde empezar y por dónde seguir es tu propia búsqueda.

 Es un proceso constante pero con su propio ritmo, no puedes forzar nada, tampoco se puede saltear algún proceso y puede durar toda la vida ya que cambiamos, crecemos, mutamos.

Es un viaje de ida donde debemos vernos con  sinceridad tan profundamente como ningún otro nos vería.

Autoconocerse te lleva a saber lo que necesitas para ser feliz, obtienes una visión amplia y sincera de lo que eres y las consecuencias de tus actos.

Dejemos de lado tanto bombardeo de información y estímulos que colocan el foco fuera de nosotros, basta de ver la belleza superficial, lo que se  aparenta y de vivir la vida de otros desviándonos de nuestra búsqueda interior.

Serenar nuestra mente a través de ejercicios de mindfulness y meditación es una buena forma de empezar.

Anímate y empieza a conocerte, toma las riendas de tu vida y siéntete feliz

 

“De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”. William Shakespeare

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x